miércoles, 30 de enero de 2013

LA CALLE ROSARIO, DE ESTE A OESTE, UNE LAS PLAZAS DEL POZOBUENO Y DEL OTERUELO

PLAZA DEL POZOBUENO, OTRO DÍA DESCANSADERO Y ABREVADERO DE ANIMALES. 
EN LOS TEXTOS ESCRITOS YA SE DA NOTICIA DE LA EXISTENCIA DE ESTA PLAZA EN 1673.
Su última remodelación se inauguró en 1991.

A PRINCIPIO DE LA DÉCADA DE LOS 30 DEL PASADO SIGLO EN LA FIESTA DE CARNAVAL ERA UN HERVIDERO DE MÁSCARAS CALLEJERAS QUE IBAN DE UNA PLAZA A OTRA HACIENDO LAS BROMAS TÍPICAS A LOS CURIOSOS PRESENTES


Hasta 1850, la calle que unía el Pozobueno con el Oteruelo no tenía nombre. Fue en este año cuando se les puso nombre a varias calles entre ellas ésta, ROSARIO.

Las chimeneas que daban salida al humo de los fuegos en las cocinas de carbón. También había cocinas con lo que llamaban fuego en bajo, alrededor de los cuales se reunía la familia para calentarse.



En 1755, se instauró el actual itinerario de la precesión del Jueves Santo por la calles y plazas: Cristo, Don César Pérez, Pozobueno, ROSARIO, Oterruelo, Mayor, Numancia, Plaza Juan Carlos I, La Unión, Mora, Cristo, a la ermita de la Vera Cruz.


   Cuentan los mayores, que allá  por los principios del siglo XX, los toros bravos de la ganadería del Duque de Veragua cruzaban Sonseca por la calle Rosario cuando los trasladaban en busca de mejores pastos de una finca a otra. 
   Delante del ganado caminaba pausadamente uno de los mayorales montado en una yegua que hacía sonar una zumba colgada en su cuello. Cuando los vecinos oían este sonido tan característico cerraban sus puertas  a cal y canto para evita la entrada de los toros.
   También cuentan, que un "gracioso" colocó una zumba en el cuello de su yegua y se paseó por la calle. Las gente cerraron sus puertas y esperaban, esperaban ver por las ventanas a los toros de la famosa ganadería, pero estos no pasaron. Fue una broma en los inicios de los Carnavales.

Pequeñas obras artesana de hojalatería en los canalones que jalonan aún algunos tejados del casco antiguo del pueblo. Trabajo  que pasó a la historia.


La grandes e irregulares manzanas del pueblo con numerosas vivienda alrededor dan salida a sus corrales con portadas a un callejón, como éste de la calle Rosario. Conserva todavía el empedrado que otro tiempo, hasta mediados de los años 60, mantenían las calles de Sonseca.


Los palomares como complemento económico a la actividad agropecuaria se extendieron por el pueblo.


En la calle Rosario, una de las más amplias, con más circulación también ha sido testigo del inicio de varias industrias, primero las de paños con la familias Gil y más tarde los Géneros de Punto con PECESA Y GUTY.



DE TRADICIÓN ORAL
   Por el comedio de la calle Rosario, casi al inicio de la calle Muletera, adosada a la pared de la casa típica de vecindad, ahora Nº 27, se encuentra una cruz de hierro sobre espigado fuste de granito confundido con la pintura bicolor de la fachada dificultando su apreciación.
  Años atrás, las características texturas pétrea del granito y férrea de la cruz destacaban de la pared encalada como signo independiente para reseñar un suceso, hecho histórico ocurrido allí.

   Según han trasmitido los mayores del lugar, una niña presenciaba a la puerta de su casa, donde está la susodicha cruz, el paso de la procesión del Jueves Santo,  cuando se le acercó un penitente de los muchos que participaban vestidos con túnicas diferenciadas preguntándole dónde estaba su madre. La niña dijo que dentro de su casa. El encapuchado la mandó que la llamara porque la quería ver. La niña solícita buscó a la madre y ésta salió para ver quien preguntaba por ella.      Con diligencia y sangre fría, oculto tras la túnica asestó varias y certeras cuchilladas a la indefensa mujer, unos cuentan que en el patio y otros que en la calle, cayendo muerta ante los ojos atónitos de la hija. Era su antigua novia. No le esperó a que volviera de la guerra, alguna de tantas que hemos padecido en esa época dentro y fuera de nuestras fronteras. 
NARRACIÓN CON MÁS DETALLES DE ESTE SUCESO,  EN LA ENTRADA DE ESTE BLOG, LEYENDAS: LA CRUZ DE LA CALLE ROSARIO

Pequeña plazueleta, inicio a la izquierda de la calle Muletera. Cuando se asfaltó eliminaron una gran piedra de granito que afloraba en el trozo embaldosado. Era el lugar de juego de los niños del barrio.

Una de las escasas casas con patio compartido por varios vecinos que aún perduran en esta calle. Cuentan con su pozo y la pila de granito en otro tiempo abrevadero de animales y recipiente pétreo para lavar la ropa. Se sacaba el agua con un cubo y la ayuda de una garrucha, polea. Actualmente, suelen tener un motor eléctrico para la extracción del líquido elemento.



  La piqueta se encargó de derribarla, por eso la destaco. 
En los años 80, hice esta fotografía a la desaparecida casa llamada de Don Diego. 
Era una típica casa agropecuaria, con su patio, huerto y corrales con porches para 
guardar el ganado lanar que daban a la calle de la Muletera.
   Cuentan los abuelos que los lobos bajaron de la sierra para saltar el tapial del corral 
y hacer presa fácil en las ovejas. Hicieron una "lobá".

En la cera de enfrente de esta ventana, en una casa ahorra derruida, en 1904 se ubicó el Cuartel de la Guardia Civil. En los años 30 pasaría al actual edificio cercano a la ermita del Cristo de la Vera Cruz.

Portadas para la entrada a la casa típica de Sonseca con patio común compartido por varios vecinos.
Más información sobre los patios en la entrada de este blog LA CÁMARA ENMARCA: PATIOS TÍPICOS.

Reminiscencias de los depósitos de agua para servicio de la casa en la época que contábamos con dos horas de agua corriente a la semana hasta incorporarnos a la Mancomunidad del Río Algodor en la década de los años 80

En esta calle, Goro, el herrador de Sonseca, herraba las caballerías: mulas, borricos, caballos.
En el arrendador de la calle se ataban los animales con los ramales en espera de que les tocara.

El contraste en la construcción es manifiesto en esta calle, al igual que el casco antiguo sonsecano, según la época de ejecución. De la casa agropecuaria de aparejo toledano con sus cámaras y atrojes en la parte alta, a las casas  de ladrillo visto con la parte habitable a través de escalera y la parte baja, generalmente, habilitada para garaje.

Picaporte, llamador o aldaba, cerradura y agarrador, elementos de una puerta que se precie. Los clavos le dan robustez.

Más chapas de seguros en el pueblo en la entrada de este blog LA CÁMARA ENMARCA: ASEGURADORAS EN SONSECA

En esta calle tampoco faltan las bodegas, donde los sonsecanos guardaban sus vinos elaborados con los métodos tradicionales. En el siglo XV, Sonseca contaba con gran parte de su término plantado de vides.



En  1673, ya se da noticia en los textos escritos de la plaza del Oteruelo.
Las escuelas se inauguraron en 1960.
El asfaltado de la plaza se llevó a caba en 1986 al igual que el embaldosado de un trozo de ésta cercano a la fachada de las escuelas.
Ahora las escuelas se han convertido en espacios para actividades sociales, culturales y recreativas.

jueves, 24 de enero de 2013

EEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE

DICCIONARIO DEL LENGUAJE SONSECANO.
 COMIENZAN POR EEEE LAS SIGUIENTES PALABRAS:

EJARLICHAR: Desarmarse algo, máquina, silla, armario, muebles en general...
- No te sientes en la silla que está ejarlichá.
EMBARADO: Sentirse rígido, sobre todo del vientre, por exceso  de gases.
Se alivia el malestar ventoseando.
EMPAPUCHAR: Empaparse de agua por completo. 
Cuando se lavaba la ropa a mano se empuchaba en el agua del cuezo.
Le cayó tal galayá en el campo, que llegó a su casa empapuchado.
ENCAJAURA: Zona de la ingle.
Al montar en la borrica a pelo, se hizo daño en la encajaura.
ENCALLAR: 1. Quedarse algo sin movimiento porque una causa imprevista se lo impide.
El carro lleno de patatas se quedó encallao en el curial de la huerta.
2. También se encallan las patatas cuando no se cuecen lo suficiente.
ENCASQUETAR: Pasarle a otro  un problema.
Le encasquetó el marrón y se fue sin despedirse.
ENCENAGARSE: Llenarse de mierda, de grasa, de barro, ensuciarse de lo lindo.
Se encenagó, pero sacó el basurero al vecino "cardaor".
ENCHORCHAO: Juego de niños con estampas, santos (rectángulo de la caja de cerillas ilustrado), cromos.
La estampa se coloca en una pared y se deja caer, si cae encima del santo del compañero de juego, se lo lleva.
ENCUARTAO: Juego consistente en dar a cierta distancia con un tejo a otro resbalando por el suelo, preferentemente terrizo. Puede darse el dao,  el encuartao o las dos cosas a la vez. El perdedor solía pagar con estampas, cromos... Los tejos se hacían con forma circular de trozo de baldosa, generalmente.
Las plazas Malpica, Oteruelo, Don Ramón... eran muy propicias para jugar al encuartao.
ENFANGARSE: Meterse de lleno en una faena.
Se enfangó tanto a meter paja al pajar que  se puso tibio de tamo mientras aplastaba.
ENFURRUÑAO: Que se enfada mucho y con poca causa. 
Él que se enfurruña, se desenfurruña.
ENGUILLOTAR: Sacarle a uno de sus casillas, o de quicio.
Pedrito se pinta solo para enguillotar a cualquiera.
ENNASTAR: Poner un astil a un pico, un azadón...
Este azadón le has ennastado un poco picudo.
ENQUE: Aunque
Hoy salimos al campo enque llueva.
ENRAMO: Regalo que los mozos,  generalmente ramos de flores, hacían a las mozas que quería dejándolos en su ventana la noche de San Pedro.
José hizo el enramo en la huerta de su pariente Hilario.
Según nos cuenta Manuel Ballesteros,  esta costumbre originariamente se hacía el día de San Juan, 24 de junio. El cantar que nos ha llegado por tradición oral dice:
"La noche de San Pedro
 te eché el enramo,
 que en la de San Juan no pude,
que estuve malo".
ENTAHILAR: Comenzar una tarea, hacer los preparativos y algo más.
Mientras barres el salón, entahilo la comida.
ENTERÓN: Persona dada a..., amiga de enterarse de los asuntos de otros.
- ¡No preguntes tanto, so enterón!
ENTREVELAO: Jamón con carne gorda y magra.
Me ha salido un jamón entrevelao.
ÉQUILICUA: Efectivamente, así es.
- Me he enterado que te ha tocado la lotería.
- Équilicua.
ESCALABAZARSE: Descalabazarse. Calentarse la cabeza en averiguar una cosa sin lograrlo.
- No te escalabaces tanto que te va salir humo de la cabeza.
ESCALABRAR: Descalabrar. Herir en la cabeza.
Cuando se jugaba a las dreas entre barrios, algunos niños y menos niños se escalabraban unos a otros
ESCAMAO: El que tiene una experiencia dolosa y no quiere repetirla.
Después del accidente con el coche, está escamao con la conducción.



ESCAMOCHAR: Podar olivas.
Hacía cortes muy limpios con el hacha cuando escamochaba las olivas.
ESCARRANCIOSO: Canijo, débil, con poco fuerza.
El ruin (cerdo pequeño de la cría) se cría escarrancioso.
ESCASCARILLAO: Descascarillado.
Se me ha escascarillao el puchero.
ESCLARECÍO: El cielo que está muy claro. Dícese del atuendo de vestir en el que predominan los tonos claros.
- No eches la manta al carro, está el día muy esclarecio y no va a llover.
ESCUCHIMIZAO: Algo que crece mal porque alguna causa externa se lo impide.
La última helá ha dejao las plantas de patatas escuchimizás.
ESLOMAR: Golpear con fuerza el lomo de una persona o animal.
- Ven acaquí que te voy a eslomar a palos.
ESPELECHAR: Cambiar el pelo.
Esta mula está espelechando mucho.
ESPETERA: Pecho de la mujer un tanto abultado.
La Rosario luce una buena espetera.
ESPILINDRAJAR: Hacer jirones, trozos pequeños, minudencias algo, como la carne, la ropa...
La carne de pollo se deja espilindrajar muy bien para echarla en una sopa de fideos.

ESQUICHULAO: El que ha perdido todo en el juego, no le ha quedao ni jarapeta.
Vicente me dejó esquichulao jugando a los bolindres en el Oteruelo.
ESTIRAZAR: Estirar con fuerza
- Ayúdame a estirazar de la manta para llevárnosla a  la oliva del bolillo.
ESTIRERO fabricado por de Francisco Fernández
ESTIRERO:  Tirachinas. Horquilla con mango (alcayata) a los extremos de la cual se sujetan dos gomas (generalmente de cámaras viejas de bicicleta) unidas por una badana (casulla), en la que se colocan chinas, cantitos... para dispararlos.
A Manolo se le daba muy bien matar lugareros con el estirero.



ESTOTANAR: Extraer del todo, chupar al máximo para no dejar nada.
Los chirros dejaron la ubre de la vaca estotaná de leche.
ESTRAZAR: Despedazar, romper, hacer pedazos. Descuartizar una res muerta.
Pablo, el matachín, mató el guarro por la mañana temprano y lo estrazó por la noche.
ESTROZAR: Malgastar el dinero.
Ahorra poco, estroza lo que gana.

EXPULSAO: Que se ha quedado sin fuerzas, sin pulso, una persona o animal.
Hemos ganado el juego de tirar a la cuerda en la romería de San Gregorio, pero nos hemos quedao expulsaos.



sábado, 19 de enero de 2013

VÍCTOR JESÚS MARTÍN CERDEÑO, SONSECANO, DOCTOR Y PROFESOR DE POLÍTICA ECONÓMICA EN LA UNIVERSIDAD COMPLUTENSE DE MADRID

PREGONERO DE LAS FERIAS Y FIESTAS 2012 DE SONSECA Y ALABARDERO DE LA VIRGEN DE LOS REMEDIOS, PRIMERA DEL BASTÓN

Selecciono algunos párrafos de su saluda en el programa de Ferias y Fiestas y de su pregón dado el 7 de septiembre en el patio de la Casa de la Cultura.




          SALUDA

    Nace en Toledo hace cuarenta años.
    "Mi residencia, salvo breves estancias, siempre ha estado en Sonseca"
   Su escolaridad transcurrió entre las escuelas del Oteruelo, La Rabana y el llamado Instituto Viejo.
   "Mi primer año de Bachillerato, como el de otras muchas personas de mi edad, transcurrió en Mora de Toledo, en el I.B. Luis Hidalgo. Al año siguiente, las reivindicaciones y el sentido común consiguieron que el I.B. La Sisla fuera una realidad en Sonseca. 



   Con ingenio, dedicación y esfuerzo suplimos las deficiencias de unas infraestructuras destartaladas y conformamos un grupo de estudiantes que ahora ejerce de ingenieros, médicos, profesores, abogados, economistas,..., por todo el país. Ahora soy consciente de que jamás he vuelto a formar parte de un colectivo con tanto potencial creativo como aquel curso de COU".
   "Mis estudios universitarios se desarrollan en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de Toledo; durante cinco años cursé la licenciatura de Ciencias Empresariales que me permitió incorporarme, como Becario FPI, al área de Política Económica de la Universidad de Castilla-La Mancha".
   "Dos años después, hace ahora casi quince, viví mi traslado a la Universidad Complutense de Madrid, concretamente a la Facultad de Económicas y Empresariales. Allí defendí mi tesis para obtener el título de Doctor y asentado como profesor, año tras año, tengo la posibilidad de disfrutar impartiendo clase en la asignatura de Política Económica; además, recientemente ayudo a mis compañeros en labores de organización docente tras mi nombramiento como Secretario de Departamento.       Paralelamente, imparto clases para alumnos norteamericanos en la Fundación Ortega y Gasset; realizo labores de coordinación en el Consejo de Redacción de la Revista Distribución y Consumo. 


Estudio realizado por Víctor Jesús bajo la dirección del profesor Javier Casares Ripol

   He participado como autor o coautor en cerca de 50 libros, 100 artículos y numerosos proyectos de investigación sobre distintas facetas de la economía española; he asistido como profesor y conferenciante a numerosas instituciones pública y privadas tanto españolas como extranjeras (Argentina, Canadá, Países Bajos, ...); o, también es habitual mi participación en tareas de coordinación en estudios del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente o de la Empresa Nacional Mercasa".


Por el paraje de la Sepultura del  Moro practica Víctor el deporte de la caza.
   "A pesar de todo lo anterior, los 230 kilómetros que recorro diariamente me devuelven a una vida sosegada en Sonseca. Aquí me gusta vivir y ejercer de sonsecano: correr por San Gregorio, nadar un par de días en la piscina cubierta, participar en la liga de pádel y fútbol sala, cazar en San Pedro de la Mata o en La Sepultura y, de manera especial, disfrutar de mi familia y mis amigos".

PREGÓN,  víspera por la noche del día de la FUNCIÓN.

   - Y tú, ¿de dónde eres?
   - Yo, de Sonseca.

   Tras su saludo a las distintas autoridades, vecino y visitantes, da las gracias al Señor Alcalde y a la Corporación Municipal por su elección como pregonero además de al alférez por cederle la alabarda 1ª del Bastón.


Víctor dando el  Pregón sobre el escenario de la Casa de la Cultura rodeado de autoridades, reina , damas y alabarderos.

   "Ahora que vivimos en la sociedad de los no lugares, como la denominan algunos antropólogos, rodeados de ciudadanos de mundo y buscando espacios para el anonimato apoyados en las redes sociales y en los escenarios virtuales, me gustaría ensalzar el valor de los orígenes, la importancia de las tradiciones: creo que, en muchas ocasiones, es muy importante sentirse propio de un lugar y autoidentificarse con unas raíces. Reza el dicho popular que quien su origen no conoce, su destino desconoce."

    - Y tú, ¿de dónde eres?
   - Yo, del Pozobueno.


Plaza del Pozobueno con las obras iniciadas de remodelación. Aún se aprecia el pozo para abrevadero de ganado. 2ª mitad de la década de los años 80.
   Hace un recorrido de sus vivencias desde su tierna infancia. Comienza con sus primeras imágenes y experiencias de niño en una de la plazas más características del casco urbano sonsecano, la del Pozobueno: personas, tiendas, juegos, fiestas, situaciones varias...

   "La evolución de Sonseca durante las últimas décadas puede explicarse observando esta plaza que ya se citaba en algunos escritos del siglo XVI. El Pozobueno cambió el empedrado y los baches por el asfalto para tener la configuración actual. Pero antes, esta plaza fue un teatro de sueños por todos los niños que vivíamos allí..."

   - Y tú, ¿de dónde eres?
   - Yo, de Sonseca.

   "Pertenezco a esa generación fruto del esfuerzo y tesón de nuestros padres; sonsecanos y sonsecanas que han dedicado la mayor parte de sus vidas a trabajar en el pueblo"
   "La situación que desfrutamos ahora muchos sonsecanos se debe, sin ningún tipo de dudas, a nuestros padres y a nuestras madres. La escolarización y la formación acabó apresuradamente para ellos; los padres sonsecanos pronto comenzaron a aprender un oficio cuando la jornada laboral era de más de 10 horas y los sábados por la tarde también se trabajaba.


Fabrica de genero de puntos PECESA  en el  2012.
  Las madres sonsecanas han sido el complemento perfecto del modelo laboral que se desarrolló en nuestro municipio. Tuvieron que conjugar, con un vigor encomiable, las tareas domésticas con algún tipo de trabajo que aportara ingresos complementarios. Los ejemplos son claros; en alguna fábrica textil, en le mazapán durante la temporada o, en eso tan propio de Sonseca, como era el remate en casa".

"Buscando un paralelismo con la expresión de Estados Unidos, el sueño americano se hizo sueño sonsecano puesto que el esfuerzo y la determinacion de nuestros padres nos acercaron a una igualdad de oportunidades distante años antes en nuestra sociedad".

    - Y tú, ¿de dónde eres?
    - Yo, de Sonseca

   Rememora su paso escolar por los distintos edificios del Colegio con las maestras que no se olvidan  y la perspectiva de un tiempo ya pasado.


Antiguas escuelas de La Rábana, donde estuvo escolarizado Víctor.  Ahora es el Centro de la  Juventud.
   "Eran momentos felices en los que crecíamos ajenos a los problemas políticos, sociales y económicos que vivían en España sumida en plena transición hacia la democracia para intentar devolver la normalidad que había faltado durante décadas en nuestro país.         Momentos en los que "Sonseca, Villa Industrial" era sinónimo de eclosión económica: crecía mucho el empleo, se abrían nuevas empresas y se contaba con un flujo constante de personas de otros municipios que venían a vivir a trabajar a nuestro pueblo".

   Se acuerda de como la ilusión le inundaba en las Ferias y Fiestas. Da pinceladas de su participación en los diversos actos de las mismas con su mirada de niño.

   - Y tú, ¿de dónde eres?
   - Yo, de Sonseca.

"Este municipio siempre se ha caracterizado por a cultura del trabajo. En Sonseca, el valor social atribuido al trabajo es ciertamente relevante: comentar da alguien que es muy trabajador siempre ha supuesto aquí un halago, un reconocimiento social.



Un ejemplo claro estaba en los estudiantes sonsecanos que comenzaban su particular verano el último día de asistencia al instituto o la facultad.
Mejor dicho, era el inicio de su actividad laboral en la temporada de verano puesto que previamente, habían gestionado la tarea que desarrollarían para ganarse un dinero que facilitara sus Ferias e incluso los desembolsos del inicio de curso en libros y ropa"

     A los 15 años conoce la disciplina del trabajo manual en unos de los múltiples talleres que funcionaban en Sonseca. Así continuó todos los veranos de estudiante, cambiando según los trabajos que le salían.

   "En la madera o en el textil había mucho empleo, dinero fácil y, por el contrario, estudiar era navegar contracorriente. A pesar de ello, durante cinco años cursé la licenciatura de Ciencias Empresariales en Toledo".
 "Estos estudios me permitieron incorporarme a la disciplina docente e investigadora".



   En su juventud, las Ferias y Fiestas las vive con intensidad. Surge el fenómeno de los chiringuitos en pandilla de chicos y chicas, la feria matinal con sus padres, la reunión cada día de la Pólvora en la huerta de un amigo a comer gambas, la reunión con los amigos el día de la Octava en un conocido bar del pueblo donde esperaban el futuro: "Ya sólo nos faltan 20 años para salir de Alabardero".

   - Y tú, ¿de dónde eres?
   - Yo, de Sonseca.

   "Decía un clásico que los economistas debemos hacer una observación vigilante de la realidad para luego buscar el uso adecuado de las herramientas teóricas.
   No puedo dejar pasar esta ocasión, tal vez por deformación profesional, de actuar como economista vigilante y lanzar alguna reflexión sobre la situación económica que estamos viviendo en nuestro municipio.
   En muchas ocasiones he utilizado ejemplos de Sonseca para explicar a mis alumnos cuestiones económicas relacionadas con la especialización sectorial, la diversificación de actividades, el principio de aglomeración industrial pero, sobre todo, la destrucción creativa. Es muy fácil de entender: con barreras o ante importantes limitaciones es cuando nace la inventiva, los descubrimientos, las grandes estrategias...



    Y se lo explicaba a mis alumnos porque nuestro municipio sabe de destrucción creativa, lo hemos venido experimentando a la largo de la historia: por ejemplo, no teníamos recursos agrícolas ni ganaderos y fuimos capaces de dasarrollar de la nada un oasis industrial en mitad de La Mancha. U otro ejemplo claro: de los telares o fábricas de paños que quedaron obsoletas fuimos capaces de virar hacia modernas fábricas textiles que surtieron a las principales enseñas del mercado".

   "Recordaba nuestro Alcalde, citando a Félix Urabayen, que de Sonseca son las inteligencias más ágiles y emprendedoras de toda la provincia. Esa es nuestra ventaja competitiva: ante una crisis, utilizar la inventiva, la capacidad de innovación, las grandes estrategias.


    - Sonseca es un municipio industrial que debe avanzar y aprovechar esa base para integrarse en el sector servicios: ya no sirve con fabricar muebles o jerséis, también hay que venderlos, llegar hasta el consumidor final.

    - Sonseca debe luchar por mejorar las comunicaciones del municipio con los ejes ya establecidos y con otros que pudieran llegar en el futuro.



    - La economía del municipio tiene que ofrecer la Marca Sonseca como un inmejorable destino empresarial: Sonseca, tierra de esfuerzo; Sonseca, tierra de trabajo; Sonseca, poca conflictividad laboral.

    - Sonseca tiene que aportar por la tecnología, la I + D + i  y el asociacionismo.
   Me quedo con estas últimas palabras asociacionismo y retomo la cita de Esopo que decía que la unión nos hace tan fuertes como débiles la desunión. Es el momento de trabajar todos unidos, sin disputas y en la misma dirección, para mantener a Sonseca a ese puesto referente que siempre hemos tenido en la comarca. Pensemos que nuestros antepasados se han esforzado mucho por Sonseca y que de su angustia, entrega y creatividad nació la bonanza económica de la que todos hemos disfrutado. El presente debe ser fruto de esas enseñanzas y, al mismo tiempo, resultado que nos llevará al futuro y posicionamiento de nuestro pueblo, es el momento de re-inventar Sonseca, de aprovechar esa destrucción crativa que yo cuento a mis alumnos.



   - Y tú, ¿de dónde eres?
   - Yo, de Sonseca.

Termina recordando que las fiestas son días de reencuentro con los amigos y a todos aquellos que querrían estar en ellas y no pueden por motivos varios.
Subraya su memoria para todos los antepasado que han transmitido generación tras generación nuestras tradiciones.
Un sencillo y especial homenaje hace a algunas personas que han dejado huella en su vida.


La Virgen de los Remedios vuelve a su ermita el  6 de mayo, festividad de 
San Juan una vez terminada las reformas. Víctor custodia  como alabardero


No se olvida de expresar su gratificante experiencia como alabardero, lo que ha hecho posible que las Ferias del último año fueran las más sentidas para él. Las resume en tres palabras: ilusión, compromiso y confraternización.

   - Y tú, ¿de dónde eres?
   - Yo, de Sonseca.

   "Hay una frase que recuerda que los pueblos que tienen memoria, progresan. Esa memoria os la pido a todos los que un día crecimos, nos educamos y nos formamos en Sonseca para que, aunque estemos en cualquier otro lugar, tentamos claro que somos deudores de nuestro pueblo y actuar, siempre que tengamos la posibilidad, como embajadores de nuestra tierra, nuestra gente y nuestras costumbres".
   "Creo, hoy más que nunca, que es compatible la globalización apoyada en esferas virtuales, o una visión cosmopolita de la sociedad, con el mantenimiento de las tradiciones, la autoidentificación con unas raíces; considero que es importante pertenecer y sentirse de algún lugar. Yo soy de Sonseca".


La Compañía de alabarderos visita la casa del pregonero y a la vez alabardero. El alférez baila la bandera a la entrada como es tradición.
   "Me gustaría concluir mostrando me deseo para esta año, a pesar de la complicada coyuntura económica, todos los sonsecanos disfrutemos especialmente de las Ferias y Fiestas celebradas en honor de Nuestra Patrona la Santísima Virgen de los Remedios, con sosiego, sin prisas, siendo conscientes de lo que significan y cargándonos de ilusión para afrontar el futuro".


Los sonsecanos cantan el himno a su patrona, Virgen de los Remedios en la plaza de su ermita el día de la Octava.
Sonsecanos, gritad conmigo:

¡¡Viva la devoción a la Santísima Virgen de los Remedios!!
¡¡Viva Sonseca!!

Muchas gracias.
                       
   Muchas gracias a ti, Víctor, por  compartir con tus paisanos tu sentir y saber.


Puedes rebuscar en los siguientes apartados:

EL OTRO tiempo DE UN PUEBLO...

DE BUEN NACIDOS ES...


Gracias amigo visitante por compartir este paseo por esta singular visión de mi pueblo, fruto de inquietudes recopiladoras desde...

Gracias, por ocupar parte de su tiempo en descubrir estos retazos, fragmentos, pinceladas de un laborioso pueblo como Sonseca, que ha demostrado a lo largo de su Historia saber superar con inteligencia creadora y ejecutiva las circunstancias más desfavorable.

Gracias, por leer y observar mis "entradas" metidas a golpe de corazón, como intuyendo lo que nos une y nos anima a seguir ampliando nuestros límites personales afianzando lo que somos y de donde venimos.

Disculpas por las erratas que siempre lleva un texto escrito aunque se haya realizado con lo mejor que uno ha aprendido.
























































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































Seguidores