martes, 19 de julio de 2011

El mazapán de Sonseca un ejemplo para...






Actualidad local


EL EJEMPLO mazapanero DE SONSECA
2 de enero de 1952
El Alcázar

Remitimos al lector a la crónica de Sonseca, que insertamos en esta página. Es muy notable el impulso que ese pueblo viene dando a su industria mazapanera y contrasta con el estancamiento en que se halla la nuestra. Además de un ímpetu laborioso, Sonseca tiene un sentido moderno de las actividades.


Tapa de la caja de una anguila de mazapán sonsecano ilustrada con el puente Alcántara y El Alcázar de Toledo.






Sabe producir con creciente aliento y sabe propagar y comerciar lo que produce. Concibe la industria de mazapán en grande, con desarrollo ilimitado, al revés que Toledo, el cual, no obstante la fama universal de su marca, se conforma con una determinada producción ahora mayor, porque el incremento turístico ha venido a aumentarla, pero no porque aquí se la haya levantado el vuelo, montándola, con turistas o sin ellos, en industria de gran exportación.

A esto precisamente aspira Sonseca. Ya exporta un volumen muy considerable; pero tan pronto como el azúcar quede en libertad de comercio, es seguro que los sonsecanos multiplicarán su producción hasta alcanzar cifras de la mayor importancia. Entonces se propone fabricar hasta un millón y medio de kilos de mazapán, sin contar con las otras especialidades confiteras que trabaja como las "glorias" y "marquesitas", y ya turrones y pesadillas, bajo el adiestramiento de especialistas levantinos


Mientras llega la libertad del azúcar, hace siembra de remolacha, fabrica millares de cajas de cartón y madera, desplaza viajantes y moviliza camiones y vagones ferroviarios. Trabaja, en fin, con una visión de conjunto de la industria, con un afán esforzado de desenvolvimiento y con la ilusión de un porvenir espléndido, que acreciente el número de obradores y fábricas de cajas, los 350 operarios de los dos sexos que hoy emplean los medios de transporte para la exportación y, en fin, los ingresos actuales, ya no escasos y prometedores de hacer de la industria confitera una importante base económica de la villa.
Confitería de María Rojas, viuda de Manuel López. Había varias en el pueblo.


ALEGRÁNDONOS sinceramente de la prosperidad de los pueblos toledanos y de Sonseca por modo especial, ya que localidades tan industriosas, lo merece todo, no duele sin embargo, que Toledo, capital que a la zaga de estos arrestos laboriosos, pagado de la nombradía de sus marcas, aferrado a la rutina y apegado al viejo adagio de que "el buen paño en el arca se vende".

MEDIO MILLÓN DE KILOS DE MAZAPÁN PRODUCE SONSECA



Emplea esta industria a 350 obreros y utiliza camiones y vagones de ferrocarril.


Especialistas levantinos, siembra de remolacha y miles de cajas de cartón y madera.

BREVE HISTORIA DE SUS INICIOS
En el Madrid de 1875 había un obrador de dulces y mazapanes, sito en la calle de Tetuán, que ostentaba justamente en su enseña una corona real una leyenda: Proveedor de la Real Casa". Los dulces que en ella se confeccionaban eran de exquisita calidad y no creemos que se un desdoro decir que el dueño de la casa era un francés diplomado, que conocía como pocos su oficio y el arte de convertir en obras de arte lo que de por sí satisfacía los paladares mas exigentes.

Entre sus aprendices destacaba un mozalbete espigado, flaco y debilucho, al que perjudicaba el calor del horno y el trabajo en locales cerrados, pero que tenía rara habilidad en imitar las obras de su maestro y una afición muy grande a todas las cosas del oficio.

Cualquier cosa que veía podía fácilmente dibujarla, y después sabía interpretar fielmente sus dibujos en monumentales pasteles o en diminutas figurillas, que eran deliciosas golosinas. Este joven era Julián Rodríguez, natural de Sonseca, que había ido a Madrid para aprender bien su oficio.

No debió de hacerlo mal cuando su maestro le encargaba muchas veces delicadas obras, que tenían que ser servidas en la mesa del palacio real.

El primer obrador de mazapán de Julián Rodríguez estuvo situado en el edificio rojo de la izquierda de la foto, lo que es ahora la SOCIEDAD RECREATIVA LA CONCORDIA, en la calle La Unión, junto a la Iglesia Parroquial.


No sabemos si por asuntos familiares o para reponer su quebrantada salud, tuvo Julián que volver a Sonseca. El caso es que allí le hallamos en 1881 establecido con un obrador de dulces, turrones y mazapanes que pronto hizo famoso en todo el ámbito nacional.

Ya se hacía mazapán en Sonseca antes de que naciese Julián Rodríguez; pero éste fue el que sacó esta industria de su estado primitivo y de ocupación familiar, para transformarla en industria a gran escala y de alcance artísticos con viajantes que ofrecían la mercancía en las principales ciudades y una propaganda bien organizada, exponiendo las bellísimas cajas que motivos diferentes alegraban los ojos en las fiestas navideñas antes de deleitar los paladares.

Actual empresa Donaire, sucesora de la creada por Don Luis Donaire, a la entrada de Sonseca por el norte.


Podemos asegurar que casi todos los que después se tenían que dedicar al mazapán aprendieron en su obrador; pero sus dos discípulos más aventajados fueron Don Luis Donaire y Don Manuel Tavira, que en 1885 se encontraron con fuerzas para trabajar solos y se establecieron aparte, fundando otra gran fábrica que llevará por nombre Gil y compañía. Por entonces decide casarse, pero su estado de salud es cada vez más precario, y dies meses después muere en fundador de la industria del mazapán de Sonseca, después de dar impulsos a dos fábricas y numerosos obradores, que aún existen hoy, dirigidos por los sucesores de los que los fundaron.


Dos fotos de la antigua fábrica de mazapanes de los sucesores de Rodríguez en la calle Mora.


ESTADO ACTUAL DE LA INDUSTRIA

Varias son las firmas que se dedican a la dulce industria del mazapán, todas en estado floreciente, entre las que se cuanta una que acaba de nacer, y todas rebasan los límites de la provincia para llevar en nombre de Sonseca a los cuatro puntos cardinales de España con sus embajadas empalagosas y refinadas que completan las comilonas de estas fiestas navideñas.

Y lo que empezó por hacerse como golosina casera, ocupa hoy a más de 350 obreros y obreras, en una época que en los demás pueblos hay muy poco trabajo.


Aparte los que trabajan directamente en él, emplea varios camiones y vagones de ferrocarril, que traen las materias primas y se llevan lo hecho; los obreros del carbón y la madera hacen miles de cajas, y en el campo se siembra la remolacha, que luego dará opción al cupo de azúcar. La producción se acerca al medio millón de kilos, y todos los años vienen obreros lavantinos especializados en el trabajo del turrón y peladillas, que con las glorias y marquesitas, son el complemento de una mesa a la que se siente algún goloso (si ustedes quieren le llamamos mejor "gourmet"), puesto que en realidad son caprichos dignos de un refinado o sibarita.


La producción está de todos modos limitada por el tiempo y por los cupos de azúcar. Todo hay que hacerlo en cuatro meses escasos, salve la parte que no concierne a la masa que viene preparándose a lo largo del año, así pues, no es extraño que se madrugue y se termine tarde; que a veces haya que relevarse a altas horas para cargar un camión o preparar un pedido más urgente que los otros, o que estando haciendo una labor determinada, mande el patrón dejar aquello para hacer otras cosas que parecen poco menos que inútiles.
Fotos de una mazapaneras publicadas en la revista Estampa en enero de 1934


Cada año las casas emplean a las mismas obreras, y las que llegan nuevas se colocan entre las antiguas para que se vayan acostumbrando, mientras piensan el empleo que darán al dinero que ganen. Seguro que el 50 % por lo menos será para "trapitos".


Algunas ya lo gastaron en un abrigo, puesto que el invierno es frío. Pero la nota más simpática es la merienda. En algunos sitios es el día de la Virgen de la Inmaculada, en otros para Nochebuena o Nochevieja.


Se trata de que, además del sueldo que ganan los obreros saben que el patrón les autoriza para que preparen una merienda, donde no debe faltar nadie, pero sin invitados, donde, no debe faltar el vino ni el humor, sin extralimitarse. Y, presididos por el dueño o dueños de la fábrica, pasan un par de horas de verdadera camaradería, con todas las bromas y chanzas que el pueblo sabe gastar en tales ocasiones y en las que no es el elemento femenino el que se queda atrás.


FUTURO LISONJERO

Confitería de la Viuda de Manuel López, situada en el centro de Sonseca, origen de la empresa del dulce Delaviuda en los años 8o.


, como todos esperamos hay la posibilidad de que muy pronto quede libre el azúcar, es la opinión y el sentir de todos los fabricantes de aquí que esta industria podría duplicarse o triplicarse en poco tiempo, llegando a ser una fuente de ingresos muy apreciable para la clase trabajadora, redundando indudablemente en el engrandecimiento de este pueblo cuyos hijos tienen dos virtudes muy dignas de elogio: trabajadores y ahorrativos.
J. CLIMENT


Actual empresa Delaviuda, en la carretera de Sonseca a Orgaz.


Curiosidad: Es el primer artículo del corresponsal que he visto publicado con su firma. Corresponde al Don Jesús Climent, maestro nacional con plaza en Sonseca en aquellos años de la década de los 50 del pasado siglo.



martes, 12 de julio de 2011

El término nos ofrece...

Andorreando por el término municipal de Sonseca nos podemos encontrar...




La conocida amapola se extiende por los campos sonsecanos en primavera. Cuatro pétalos forman su flor (caen con facilidad) de color rojo escarlata junto a abundantes estambres y dos sépalos. Su tallos son verdes y hojas alargadas y lobuladas.
Al fondo la típica pieza, casa de huerta, y el pozo con restos de una antigua noria encargada de sacar el agua por tracción animal. Detalle del paisaje que se repite, recordanto una fuente económica básica del labriego sonsecano de hace unas décadas, la huerta.
  En los apartado de este blog LA CÁMARA ENMARCA: PIEZAS EN LAS HUERTAS y NORIA HORTELANA encontrará más detalles

Antiguo andén (en sonsecano, andel) elevado sobre el terreno para posibilitar la conducción del agua a la alberca, situada en la parte más alta de la huerta, desde el pozo con noria por el principio de los vasos comunicantes. Con el agua almacenada en la alberca se riegan a chorro los distintos cultivos hortelanos: patatas, judías blancas, verduras...


Típica noria, que según el historiador Jiménez de Gregorio empezaron a utilizar los bereberes y muladíes establecidos al sur del Tajo para regar con agua de pozos las plantas de sus huertas, especialmente frutales. Esta noria es un ejemplo del mantenimiento hasta las últimas décadas del siglo XX de este sistema de regadíos en el término sonsecano.   Más información sobre la noria en el apartado específico de este blog: NORIA HORTELANA. 



TORRE TOLANCA: Observatorio militar de origen islámico de la ciudad de Toledo (siglos IX, X). Está situada sobre un crestón cuarcítico a 3,5 km. de Sonseca. Es de forma rectangular y tres plantas según hipótesis de los historiadores por los restos que permanecen.Junto a ella, en la cara E, existe una barbacana construida en épocas posteriores en forma rectangular sobre afloraciones rocosas del cerro.



La torre Tolanca reúne unas características especiales como uno de los observatorios del cinturón que rodea Toledo por el Sur. Desde ella, los puertos de Marjaliza y Albarda serían vigilados fácilmente, de tal manera, que los musulmanes cordobeses no caerían por sorpresa sobre el Taifa de Toledo. Más información en el apartado de Sonseca en el zurrón, ARQUEOLOGÍA: TORRE TOLANCA.



GRANITO: Roca granulosa formada por cuarzo, mica y feldespato. Es la roca eruptiva más común en el mundo. Las rocas graníticas se alteran progresivamente hacia el interior de la roca dejando a salvo los bloques redondeados. Desprendidos por la erosión, se amontonan caóticamente, como sucede en el término de Sonseca




EL CANTO DE LA IMAGEN se localiza fácilmente, donde se cruzan el camino el Rey, que viene de Sonseca y el de los Monteros, que sale de Mazarambroz, en la unión de los dos términos. Dista de Sonseca unos 6 km. Es un canto clavado verticalmente en el suelo. En la parte superior de la cara norte, tiene labrada una hornacina con remate en concha. Hay varias tradiciones orales sobre el origen de este canto: una dice que en ese paraje el rey y su séquito, en su tránsito a las cacerías, hacían un alto para oír misa, otra, que como estaba puesto en un cruce de caminos, allí se ajusticiaban a los reos y exponían las cabezas en una pica.

  Ahora guarda entre rejillas la Virgen del Rocío de manera singular y anecdótica.




LAS SEPULTURAS DEL MORO están situadas en el límite de los términos de Sonseca y Mazarambroz, cerca de la casa Pichuela. Para llegar desde Sonseca, se toma el camino del Rey y a unos 5 km. a la derecha el de Vallepajares.


  
Nos encontraremos catorce sepulturas escabadas en roca berroqueña de niños y adultos entre berceas, tomillo y otras plantas silvestres. Los historiadores no se deciden por un origen claro. ¿Tardoromanas, visigodas...?




PEÑA CANTARERA, singular mole de granito, es una de las piedras más conocidas entre los sonsecanos, por su esbeltez, su caprichosa forma y su fácil localización, totalmente sola en una planicie cercana a Casalgordo (500 m.) en el camino de Patarra.




Ruinas visigodas de San Pedro de la Mata.     Están situadas a 7 Km de Sonseca y 3,6 de su anejo Casalgordo. Fueron declaradas Monumento Histórico Artístico por Real Decreto del 3 de junio de 1931.


 
  En las Relaciones Topográficas de Felipe II, 1576, los casalgordeños daban noticia: 
"En el término del pueblo, hay una ermita muy antigua, que no hay noticia de su fundación, que se llama Campo de la Mata, en el cual hay un letrero que se deja leer: "Wamba me fecit" y esta ermita es tan antigua que no hay noticia de su fundación" ARQUEOLOGÍA: SAN PEDRO DE LA MATA, es el apartado de este blog donde cuenta con más contenidos sobre estas ruinas.



PEÑA LA CUBA, como su nombre indica, semeja a una cuba tumbada. Antes de llegar a la fuente de Zarzalejo, en el camino de la Olla, se encuentra esta curiosa piedra, de caprichosa forma de 6 m. de longitud y 3 y medio de altura.
   La cruz que corona la peña nos recuerda la muerte cerca de ella de Felipe Cerdeño el 7 de junio de 1910 de una hemorragia cerebral. En el brazo de la cruz, se lee su nombre y en el fuste la fecha del suceso.



PRESA ROMANA DE VALHERMOSO
  Está situada en el arroyo de Valhermoso. Dista 7 Km. de Sonseca por el camino de La Estrella y La Cruz de Pelusa. Se hizo en época romana, entre los siglos II y III d. C. para captar las aguas del arroyo. Con ellas, se abastecía el poblado de La Mezquitilla y se regaban los campos.


  
El trazado de la presa está hecho formando un ángulo obtuso de 171º. Su longitud sobrepasa el centenar de metros. Su altura ronda los 3 m. y su grosor máximo es de 1,5 m.   En el apartado ARQUEOLOGÍA: PRESA ROMANA DE VALHEMOSO de este blog contará con más datos.




PEÑA EL AIRE es la piedra más espectacular por su pequeña base de sustentación. La erosión se ha encargado de dejarla casi al aire, como con poca estabilidad. Está situada en uno de los parajes graníticos más pintorescos del término. Se llega por el camino de la Estrella y de la Cruz de Pelusa, pasado el prado de Valhermoso, donde se encuentra la presa romana.
  La casa, también llamada pieza, construida al resguardo, cobijaba tiempo pasados al vaquero que guardaba el ganado vacuno extensivo que pastaba en los prados cercanos.

Fuente de información: MEMORIAS Y CURIOSIDADES DE LA HISTORIA DE SONSECA de Manuel Ballesteros Peces



jueves, 7 de julio de 2011

Don Martín, misionero sonsecano, muere en Tucumán (Argentina)


"Trabajar para Dios no tiene horario"


Solía decir DON MARTÍN MARTÍN MARTÍN-TERESO, sacerdote sonsecano.
Misionero en Tucumán, Argentina, fallece en la paz del Señor el día 25 de junio del 2011 en el Sanatorio Galeno de esa ciudad de un infarto cardiaco.

Nace en Sonseca (Toledo) el 11 de noviembre de 1923, festividad de San Martín de Tours, patrono de Buenos Aires.
Se cría en una familia de once hermanos, de los cuales cuatro son religiosos, dos hermanas monjas en España y dos sacerdotes (él y el padre Víctor, también en Tucumán, en la parroquia Nuestra Señora del Valle).

Ingresa en el Seminario menor de Toledo y termina teología cursando el último año en el Seminario diocesano de Salamanca como aspirante de la Hermandad Sacerdotal de Operarios Diocesanos.

 Es ordenado sacerdote en el Seminario Menor de Toledo el 11 de junio de 1949 de manos del obispo auxiliar de Toledo, Mons. Eduardo Martínez González.
  Su primer destino lo tuvo en el Seminario menor de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), siendo prefecto. A continuación es enviado a Segovia, como vicerrector del Seminario Diocesano.


Montevideo, capital de Uruguay es su primer destino en Hispanoamérica.
  En 1953 hace un largo viaje hasta América del Sur.Es destinado, como capellán, al Colegio del Sagrado Corazón de Montevideo, donde permanece dos años. Enviado a Tucumán, desde 1958 a 1966, ejerce como prefecto y 
profesor del Seminario menor.

  Cada cinco años vuelve a su Sonseca, en invierno, verano en Argentina, de vacaciones. Lo hace en barco y tarda en el viaje entre quince y veinte días.
  Marcha tres años al Seminario de Petrópolis (Brasil) y vuelve a retomar sus labores en Tucumán entre 1969 y 1972. Los cuatro años siguientes ejerce como vicerrector del Seminario mayor.
  Desde 1976 a 1983 realiza su labor pastoral en la capital Argentina, Buenos Aires, residiendo en la casa de Nicasio Oroño.


San Miguel de Tucumán, es su último destino y definitivo.

  En 1983, regresa definitivamente a San Miguel de Tucumán. Después de dos años como administrador del Seminario mayor, ejerce hasta 1992 como Director espiritual.
  En 1993, es nombrado vicario parroquial en Nuestra Señora de Montserrat de Tucumán, donde el ministerio del P. Martín ha desbordado los límites parroquiales al servicio del Movimiento Familiar Cristiano, de Cursillos de Cristiandad, en el Servicio Sacerdotal de Urgencia, en diversos Colegios parroquiales, en la cárcel de Mujeres, etc.
  Su vida por aquellas tierras ha sido una permanente entrega a los demás, llevando alegría por todos los hogares y consuelo a los enfermos y olvidados.
Como el P. Martín decía " para dar ánimo hay que imitar la bondad de Jesús, que aun de los males saca bienes, así como de la crucifixión salió la redención." Ha sido un Testigo fiel del Amor de Dios a los hombres.
  De una entrevista que le hicieron en una revista misionera de Tucumán selecciono algunas de sus respuestas para que podamos apreciar su sencilla, humilde, entrañable y cercana personalidad.

  Muchos lo consideran un santo. O al menos están convencidos de que el padre Martín Martín Martín, (Martín al cubo, como el solía decir) goza de alguna "protección" especial para seguir andando en bicicleta a los 83 años sin que nada malo le pase. Los vecinos de la parroquia de Monserrat se afligen al verlo llegar pedaleando con la sotana al viento, en plena noche, para visitar a sus enfermos. "Trabajar para Dios no tiene horario, suele decir" "¿No tiene miedo de caerse?, le preguntan a menudo. "Fíjate, que el otro día me he caído dos veces, pero me he puesto contento. Hay un refrán que dice que el burro es el único animal que no tropieza dos veces con la misma piedra. Pues quiere decir que nos soy burro", contesta sonriendo con esa tonada española.
  El padre Martín recorre los barrios en la vieja bicicleta que le regalaron (ya usada) cuando a él le robaron la suya. "Pobrecito, cómo debe ser que la necesitaba!", exclama pensando en el ladrón, cada vez que se acuerda. Pero en seguida aclara que no fue un robo: "apenas me di cuenta de lo sucedido se la regalé, para que Dios no lo cuente como pecado", agrega frunciendo el ceño.
  Ya está jubilado, pero sigue trabajando como hace 58 años, cuando se ordenó sacerdote. Como es tan inquieto, en su escaso tiempo libre, fabrica rosarios con semillas de achiras que crecen en su jardín y les pone cruces de madera que él mismo talla. Tiene la costumbre de regalar los rosarios bendecidos y también "rezados", aclara.

Y un compañero decía de él al conocer su muerte:
  Tuve la suerte de conocer al Padre Martín desde aquel 1993 hasta sus últimos días, fue muy triste la noticia del sábado, triste porque se nos fue una Gran Persona, Excelentísima, Un grande, Humilde, Generoso, Lleno de Amor... Una persona que jamás se negó a una ayuda, a unas palabras de aliento, nunca tuvo una muestra de pereza. Caminó por todo Tucumán brindando tanto amor, tanta generosidad.
  Lo vamos a extrañar mucho Muy pocos sacerdotes tienen esa entrega total como la de él. Fue único, como lo decimos en Tucumán y con total seguridad, ¡¡es un Santo!!
  Nos trasmitía paz, cada encuentro con Él era algo hermoso, algo placentero de compartir, contagiaba todo el amor, respeto y admiración hacia Dios y la Virgen María, predicaba de manera única, era un gran soñador, un luchador.
  Padre Martín Martín muchísimas gracias por tanto Amor, muchísimas gracias por todos los momentos de tú vida...

  EN SONSECA
  Hemos tenido la oportunidad de disfrutar de su compañía, encuentros, charlas, Eucaristías, visitas a enfermos.... en su querido pueblo. Además, te podía arreglar cualquier aparato que encontrara y no funcionaba.


        Don Martín con unos amigos en la presa romana de Valhermoso de Sonseca 
   También le hemos visto circular encorvado por nuestras calles montado en una vieja bicicleta o por la carretera, camino de Arisgotas a visitar a un pariente.
  Participaba en las celebraciones de Fray Gabriel atento a lo que acontecía, y emocionado en las Misas a nuestra Patrona, la Virgen de los Remedios. Acompañaba en las procesiones y en cuantos actos religiosos o profanos pudiera estar, siempre viviendo su pueblo con mirada atenta cual si fuera un niño, en especial los tradicionales, como el baile de la bandera de los Alabarderos...

Día de San Agustín, 28 de agosto, viendo como baila la bandera
de la Virgen el alférez de la Compañía de Alabarderos.
  ¿Quién no ha recibido de él su cariño en los rosarios que daba o en las ranitas y palomitas que hacía de ese papel que encontraba en cualquier sitio para después transformarlo en algo bello?
  Hoy que damos gracias a Dios por su vida y que recordamos lo que tanto nos dio es posible afirmar que en el regalo de esas palomitas nos estaba dando el Espíritu de Dios, del que era un genuino Testigo.

Descanse en Paz Martín Martín Martín-Tereso. No te olvidamos y pide por todos nosotros los sonsecanos.  Este articulillo, homenaje a Don Martín ha sido posible al trabajo de J. L. López Pérez.


Puedes rebuscar en los siguientes apartados:

EL OTRO tiempo DE UN PUEBLO...

DE BUEN NACIDOS ES...


Gracias amigo visitante por compartir este paseo por esta singular visión de mi pueblo, fruto de inquietudes recopiladoras desde...

Gracias, por ocupar parte de su tiempo en descubrir estos retazos, fragmentos, pinceladas de un laborioso pueblo como Sonseca, que ha demostrado a lo largo de su Historia saber superar con inteligencia creadora y ejecutiva las circunstancias más desfavorable.

Gracias, por leer y observar mis "entradas" metidas a golpe de corazón, como intuyendo lo que nos une y nos anima a seguir ampliando nuestros límites personales afianzando lo que somos y de donde venimos.

Disculpas por las erratas que siempre lleva un texto escrito aunque se haya realizado con lo mejor que uno ha aprendido.
























































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































Seguidores