domingo, 24 de octubre de 2010

En la Iglesia Parroquial, el retablo de Castañeda.

Descripción del Retablo

IGLESIA PARROQUIAL DE SONSECA
 
   Con motivo de la bendición e inauguración de la nave central de la Iglesia Parroquial en noviembre de 1902, el párroco de Sonseca, artífice de esta obra, Don Constantino Pérez y Gómez mandó la descripción del retablo (sacada del libro de Fábrica de dicha Parroquia) en la contraportada de la invitación escrita, que hizo llegar a las personas para participarles de tales actos.
   Un siglo más tarde, con motivo de la restauración del retablo, se han efectuado nuevas investigaciones aportando informaciones de archivo, que sumo a esta descripción para dar más veracidad. 


Fotografía del Retablo de Martínez de Castañeda a principios del siglo XX 

    Su altura es de cerca de 20 metros, y el mérito artístico se sus numerosas pinturas y esculturas tan grande, que es digno del Altar Mayor de la más suntuosa Catedral.

   Su autor, Martínez de Castañeda, Pedro, escultor; queda bien señalado el mérito de este profesor en su artículo, con obras que D. Antonio Ponz atribuyó a Alonso de Berruguete; pero la que decide su mérito y saber es el Retablo mayor con su excelente escultura en la Parroquia de la villa de SONSECA, del Arzobispado de Toledo.

   Se comenzó el año 1574 y se concluyó en 1588; y resulta del libro de cuentas de Fábrica de la Iglesia, haberse abonado y pagado a este artista 28.300 reales por sólo las manos, pues la Fábrica costeó la madera, barras de hierro, piedra y lo demás necesario, incluso el colocarlo o sentarlo.


   El retablo es de dimensiones monumentales 

   Consta de cuatro cuerpos: dórico, jónico, corintio y compuesto, un un ático triangular por remate. Los tres primeros tienen cada uno ocho columnas y el cuarto cuatro, y descansan sobre una predela en que están esculpidos los bajo-relieves que representan, la Anunciación de Nuestra Señora, Visitación de Nuestra Señora a su prima Isabel, Adoración de Pastores, la Circuncisión, Adoración de los Reyes y Presentación de Jesús en el Templo; ésta, a su vez se apoya en un banco de granito.
La lectura del retablo siempre la haremos de izquierda a derecha y de abajo hacia arriba.
Entre las columnas del primer cuerpo, colocadas de dos en dos, están los bajo relieves que figuran: San Andrés, San Pedro , San Pablo y San Juan Bautista, todos sentados.
En los intercolumnios, que median entre cada par de columnas, las pinturas de la Oración de Jesús en el Huerto y Curación de la oreja de Malco.




   Ocupa el centro de este cuerpo el buen tabernáculo compuesto de tres cuerpos, todos jónicos, uno ochavado, otro circular y el tercero remata con una hornacina sostenida por cuatro columnitas en cada lado, con varias figuras de bajo-relieve en el primero y segundo.
   En la misma disposición que tiene el primer cuerpo del retablo, está el segundo de orden jónico y comprende entre las columnas las figuras de los Apóstoles: Santo Tomás, Santiago, el mayor, San Felipe y San Bartolomé.
En los intercolumnios, las pinturas de los Azotes de la Columna o Flagelación y de Jesús con la Cruz a Cuestas.

   Ocupando el sitio principal, como Titular, SAN JUAN ANTE PORTAM LATINAM, de escultura, con los sayones que atizan el fuego de la tina.

De medio relieve, es la Asunción que está encima del tercer cuerpo,de orden corintio con las estatuas entre los columnas de Santiago el Menor, San Simón, San Mateo y San Judas Tadeo.

En los intercolumnios, las pinturas del Entierro de Cristo y la Aparición de Cristo Resucitado a la Virgen María.


   En medio del cuarto, hay un Calvario: Cristo Crucificado, La Virgen María y San Juan, de escultura. Se encuentran las figuras de San Juan Bautista, San Miguel, San Marcos, San Lucas Evangelista, San Rafael, Arcángel y San Juan Evangelista. Las pinturas circulares son: un Ecce-Homo y La Virgen de los Dolores.



Retablo Parroquial a principios del siglo XXI. Al lado, la patrona, la Virgen de los Remedios. 

   En el ático con que termina, se descubren las estatuas del Rey David, Moisés y el Padre Eterno con algunos angelitos, rematando todo con tres figuras de las virtudes teologales: La Fé, La Caridad y La Esperanza.

   Las pinturas citadas, el estofado y dorado del retablo, son de manos del célebre Luis de Velasco y de su hijo Cristóbal.
Investigaciones posteriores suman a éstos las manos de Juan Pérez y Blas de Prado.

   Como se puede comprobar, destacan en este retablo su armonía, grandeza y elegancia de proporciones en toda la obra, así como la perfecta conjunción de los estilos plateresco y grecorromano.


   Es el único retablo que se conserva de Pedro Martínez de Castañeda. A juzgar por el tiempo tardado en su ejecución, desde 1574 a 1588, sin duda se le puede considerar el trabajo de mayor envergadura y por supuesto su mejor obra.

Puedes rebuscar en los siguientes apartados:

EL OTRO tiempo DE UN PUEBLO...

DE BUEN NACIDOS ES...


Gracias amigo visitante por compartir este paseo por esta singular visión de mi pueblo, fruto de inquietudes recopiladoras desde...

Gracias, por ocupar parte de su tiempo en descubrir estos retazos, fragmentos, pinceladas de un laborioso pueblo como Sonseca, que ha demostrado a lo largo de su Historia saber superar con inteligencia creadora y ejecutiva las circunstancias más desfavorable.

Gracias, por leer y observar mis "entradas" metidas a golpe de corazón, como intuyendo lo que nos une y nos anima a seguir ampliando nuestros límites personales afianzando lo que somos y de donde venimos.

Disculpas por las erratas que siempre lleva un texto escrito aunque se haya realizado con lo mejor que uno ha aprendido.
























































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































Seguidores