jueves, 16 de mayo de 2013

ALGO MÁS SOBRE MANUEL JULIÁN GARCÍA GRAJALES GIL DE LA SERNA

MÉDICO, CIRUJANO, MILITAR Y AVENTURERO SONSECANO

   Nuestro paisano Manuel Aguado Martín presentó hace más de tres años, el 11 de marzo del 2010 en la Casa de la Cultura, un trabajo de investigación sobre la vida de uno de los sonsecanos menos conocidos y dignos de biografiarse por ser todo los que escribo en el encabezamiento.
   La edición la hizo el Ayuntamiento, quedando aún algunos ejemplares.
   En su día ya me hizo eco del acontecimiento y publiqué una entrada en este blog como LIBRO BIOGRÁFICO: M. JULIÁN Gª- GRAJALES.
   En este tiempo, Manuel ha seguido sumando nuevos hallazgos sobre el biografiado. 
    Le ofrecí este sencillo púlpito para que engrosara la sección de colaboradores y ahora es la ocasión de que así sea. 
  Si ya tiene Vd. el libro, estas nuevas investigaciones le ayudaran a engrandecer aún más la figura de nuestro paisano. Si no lo ha adquirido, a lo mejor, le motivamos para que descubra la vida de este médico, cirujano, militar y aventurero (según el autor) que nació en 1775 en una casa de la calle de Los Rojas.


CALLE LOS ROJAS EN LOS AÑOS 40 DEL SIGLO XX

   Manuel Julián García Grajales Gil de la Serna, contrajo matrimonio, en 1832, con Dª Josefa Ustariz y Bosquets, quien estaba emparentada con el Conde del Asalto y Marqués de Ceballos, con el Coronel D. Francisco Javier Ortiz (marido de una prima hermana suya a la que estaba muy unida) y con D. Francisco Usturiz Brigadier de los Reales Ejércitos. Sobrino suyo fue, también, el primer ministro liberal Francisco Javier de Ustariz.
Este matrimonio no tuvo descendencia.
  Dª Josefa era natural de Lima e hija de D. Juan Francisco Uztariz, quien además de desempeñar el cargo de Tesorero de las Reales Cajas de Cuzco se había postulado como Intendente de la ciudad de Salta, como tesorero su reputación quedó “algo” maltrecha, y de Dª María Tomasa Bosquets, mujer de armas tomar.
    El matrimonio tuvo su domicilio en Madrid, en el Barrio de Pizarro actualmente calle Pizarro.
D. Manuel instituyó en 1832 por única y universal heredera a su esposa Dª Josefa “con sola la excepción de lo que pueda pertenecerme en el pueblo de mi naturaleza, y de lo que únicamente me reservo disponer en adelante”.
   En 1844 ambos esposos rehicieron sus testamentos, y en estos documentos ya no existe ninguna referencia a propiedades que D. Manuel pudiera tener en Sonseca.
     En 1836 se funda la Sociedad Médica General de Socorros Mutuos, de la que Grajales es miembro fundador.
            En Julio de1842, se vio envuelto en un feo asunto. Uno de sus subordinados, en este caso un practicante escribiente de nombre Antonio López Quiroga, falsificó su firma extrayendo cierta cantidad de dinero de la caja del Ejército del Norte.
      La Real Academia de Historia en su diccionario biográfico dice que Manuel Julián falleció en Cádiz a mediados del siglo XIX. Me gustaría pensar que mi paisano intentó regresar a Chile, pero me inclino a creer que es un error, ya que en Cádiz, y en esa época, vivía un personaje de cierta relevancia social, era notario, llamado Manuel Grajales.
    Siguiendo con el punto anterior, Grajales debió fallecer en Madrid, donde lo hizo su mujer el 9 de septiembre de 1863. El funeral de Dª Josefa se celebró en la Parroquia de San Andrés, muy cercana a la Calle Pizarro. Por ello pienso que no tuvieron que mover mucho su domicilio y que D. Manuel, igualmente, entregaría su Alma a Dios en el mismo sitio que su esposa (es una lástima que la guerra civil se tragara multitud de documentos y archivos religiosos, como es aquí el caso).
    Una anecdotilla más: Su hermano Fernando, figura en el padrón de 1808 como hijo de Francisco, de 32 años, (de altura) 4 pies y 4 pulgadas (según esto apenas alcanzaría el 1,50), jornalero.

Puedes rebuscar en los siguientes apartados:

EL OTRO tiempo DE UN PUEBLO...

DE BUEN NACIDOS ES...


Gracias amigo visitante por compartir este paseo por esta singular visión de mi pueblo, fruto de inquietudes recopiladoras desde...

Gracias, por ocupar parte de su tiempo en descubrir estos retazos, fragmentos, pinceladas de un laborioso pueblo como Sonseca, que ha demostrado a lo largo de su Historia saber superar con inteligencia creadora y ejecutiva las circunstancias más desfavorable.

Gracias, por leer y observar mis "entradas" metidas a golpe de corazón, como intuyendo lo que nos une y nos anima a seguir ampliando nuestros límites personales afianzando lo que somos y de donde venimos.

Disculpas por las erratas que siempre lleva un texto escrito aunque se haya realizado con lo mejor que uno ha aprendido.
























































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































Seguidores